CARGANDO...

Historia
Un empate con sabor a final

Un empate con sabor a finalUn empate con sabor a finalUn empate con sabor a final

La Academia empata en Casa Blanca, y queda a un paso de la final

25 noviembre 2004

Nota Extraida del Periodico Nacional El Diario, en su publicación del dia viernes 26 de Noviembre de 2004.

 

Bolívar logró anoche un empate con sabor a victoria, que le permite acariciar el pase a la final de la Copa Sudamericana. El cuadro "académico" mostró una solidez defensiva impecable, con Óscar Sánchez que no claudicó en ningún momento con Mauro Machado que puso un candado a su arco, excepto en el gol; con un mediocampo que no cesó en su misión de marcar, crear, y una delantera que inquietó por todos los medios al arco contrario.

El equipo boliviano Bolívar empató ayer 1-1, de visitante en Quito, con Liga Deportiva Universitaria (LDU) y está a un paso de la final de la Copa Sudamericana de fútbol.

Un magnífico gol, de Murillo en el minuto 63 para Liga y de Chiorazzo en el 68 para Bolívar, estructuraron un resultado muy útil para el cuadro boliviano. "Esto era lo que buscábamos", reconoció el entrenador, Vladimir Soria, al terminar el partido.

"Tuvimos cinco o seis oportunidades claras de gol que fallamos", lamentó, por su parte, el peruano Juan Carlos Oblitas, estratega de Liga, para quien, sin embargo, "nada está perdido todavía".

Y en efecto, Liga tuvo varias ocasiones claras de anotar, pero le faltaron ideas para merecer la victoria. Su fútbol fue repetitivo y monótono, de desbordes por las puntas y centros al área. Nada más. Machado, el arquero boliviano, se lució cortando centros y atajando todo lo que le llegó.

Una inspiración del colombiano Elkin Murillo salvó a Liga de irse con el marcador en blanco, pero no lo salvó de la silbatina de las 40.000 personas reunidas en la Casa Blanca, el magnífico estadio del equipo universitario, en una noche fría y lluviosa.

Bolívar, en cambio, supo cumplir su tarea: se encerró atrás, con orden y sin errores, contragolpeó con velocidad y pases profundos, con los que incluso pudo ganar el partido. En el minuto 88, Suárez impactó un pelota en el palo que pudo decidir esta semifinal de la Copa Sudamericana.

El delantero de Bolívar, Roger Suárez trata de burlar la marcación de Néicer Reascos de LDU de Ecuador. (AFP)La otra semifinal la disputan Boca Juniors e Internacional. En el partido de ida, el miércoles, en Buenos Aires, el equipo argentino venció 4-2 al brasileño.

Con el arbitraje, algo impreciso, del chileno Rubén Selman.

El partido de vuelta será disputado el jueves 2 de diciembre, en La Paz.

Falta 90 minutos

El arquero de Bolívar, Mauro "Cóndor" Machado satisfecho por el empate con sabor a triunfo, logrado anoche frente a LDU de Quito manifestó que aún falta 90 minutos para llegar a la final.

"Conseguimos un empate importante, pero aún faltan 90 minutos por jugar. Esta es una alegría porque es el primer paso que damos para conseguir el objetivo que nos trazamos, llegar a la final", apuntó el guardameta.

Machado, quien fue calificado como la figura del plantel celeste expresó que "cumplí con mi trabajo siempre pensé que podía mejorar, nunca me conformé con nada".

Dimos el primer paso


"Estoy alegre por el empate, gracias a Dios las cosas se dieron, queremos marcar historia y lo estamos consiguiendo. Hoy (ayer) dimos el primer paso", manifestó el delantero Roger "Sucha" Suárez.

El jugador afirmó que "ahora debemos pensar en nuestro próximo encuentro. Será complicado, porque Liga intentará marcar la diferencia desde el primer minuto, mas nosotros tenemos lo nuestro y lo demostraremos".

El jugador explicó que Liga supo complicarles, pero la entrega de cada uno de los jugadores prevaleció para conseguir un resultado positivo.