CARGANDO...

Historia
Bolívar finalista por una suerte de campeón

Bolívar finalista por una suerte de campeónBolívar finalista por una suerte de campeónBolívar finalista por una suerte de campeón

Bolívar vence como local a la Liga de Quito po 2 a 1 y pasa a la Final.

2 diciembre 2004

Nota Extraida del Periodico Nacional El Diario, en su publicación del dia viernes 03 de Diciembre de 2004.

 

Por primera vez en su historia, Bolívar clasificó finalista de la Copa Sudamericana tras derrotar anoche a Liga Deportiva Universitaria de Quito por dos goles a uno, en partido jugado en el estadio "Hernando Siles" de Miraflores ante aproximadamente 45 mil espectadores.

El cuadro académico alcanzó una nueva marca en su historial gracias a una suerte de campeón, porque futbolísticamente hizo poco para merecer el pergamino de finalista ante un rival que mereció otro resultado porque en gran parte del cotejo fue superior en todas las líneas.

Dos estocadas, una de Horacio Chiorazzo a los 11 minutos y otra de Ronald García a los 48 minutos, fueron suficientes para saborear un halago inédito en el fútbol boliviano.

Liga ingresó al campo de juego del escenario miraflorino dispuesto a hacer suyo el compromiso, porque se insinuó desde el pitazo inicial sobre la portería local, cuando la lectura debía ser otra, con Bolívar superando al rival.

Carlos Espínola de Ldu trata de retener la corrida del delantero de Bolívar, Roger “Sucha” Suárez en el partido que ganó el plantel “celeste” anoche por la Copa sudamericana.Esa sensación se plasmó durante la primera parte, porque fue superior en lo físico y técnico, manejó los tiempos y los espacios casi a la perfección, con un libreto diseñado por el técnico Oblitas que fue respetado por los jugadores de principio a fin, aunque Bolívar en una de las pocas llegadas que tuvo sobre la portería de Jacinto Espinoza inauguró el marcador por intermedio de Horacio Chiorazzo que recogió una serie de rebotes al borde de área grande para puntillar el balón que ingresó al arco rival por la parte baja.

Después del gol, Liga creció, marcó más y se proyectó con mayor decisión sobre el arco de Mauro Machado que se convirtió en una de las figuras del partido al despejar balones con sello de gol. Cuando Bolívar debió ser el equipo que presione en la marca, fue Liga que presionó con llegadas por el lado de Elkin Murillo que se convirtió en una pesadilla para la defensa "celeste", en particular por el ala izquierda. Pachi fue rebasado en velocidad y habilidad por el morocho jugador, por lo que Oscar Sánchez tuvo que desplegar función para cubrir algún descuido. Urrutia fue amo y señor del mediocampo con remates que por falta de dirección no fueron gol.

“Bomba” Gutiérrez intenta superar la marcación de defensores del plantel ecuatoriano.En el mediocampo, Tufiño y García los llamados a controlar el avance contrario, estuvieron perdidos porque así como no marcaron menos apoyaron en proyección ofensiva, y en este aspecto Limberg Gutiérrez pasó inadvertido.

Liga por juego y dominio merecía mínimo un empate.

En el periodo complementario, la situación no varió mucho, porque el plantel "albo" insistió, hasta que una sensacional jugada individual de Ronald García levantó a todo el estadio para celebrar la segunda conquista a los 48 minutos de juego.

A partir de esa conquista, el cuadro "académico" mejoró en la marca, pero no fue suficiente para controlar el dominio territorial de LDU que en acción seguida acortó la diferencia a través de Giovanni Espinoza.

LDU extremó recursos para llegar a la igualdad que merecimiento hizo, pero la diosa fortuna estuvo al lado de Bolívar permitiéndole festejar la clasificación a la final, porque de otra manera la alegría sería ecuatoriana.