CARGANDO...

Historia
Arsenal fue goleado en el debut

Arsenal fue goleado en el debut

El plantel argentino mostro su clase pero Bolívar impuso su juego y goleó

4 noviembre 2004

Nota Extraida del Periodico Nacional El Diario, en su publicación del dia viernes 05 de Noviembre de 2004.

 

Antes del partido, el campeón mundial de México 86 y ahora director técnico de Arsenal Fútbol Club de Sarandí, Jorge Burruchaga mencionó que llegar a esta instancia fue "una gloria". El plantel argentino hizo su primer viaje al exterior aunque con una goleada en contra.

Parte del público que asistió a Miraflores, llegó tarde y no encontró espacio para acceder a la tribuna norte y sur, por lo que fueron reubicados en el sector de preferencia.

Los árbitros paraguayos Carlos Torres, Ricardo Grance y Nelson Cano realizaron la etapa de calentamiento en el túnel central, pese a la incomodidad por el espacio reducido. El antecedente relevante de Torres, fue su participación en las Olimpiadas de Atenas, en cuartos de final dirigió el cotejo entre Italia y Mali.

Una sábana personificó a ¡El Fantasma de la Altura!, que fue utilizada por un espectador en la tribuna de preferencia, su presencia sólo duró el primer tiempo, después desapareció. Fue una aparición fantasmal.

Elogios y reproches para la hinchada de Arsenal, con cerca a 30 integrantes que viajaron desde Buenos Aires para ver a su plantel. El elogio por que no dejaron de alentar durante todo el partido, hasta en el entretiempo, dejando a los hinchas celeste callados y molestos. Reproches porque se dejaron llevar por los insultos y hasta pudieron provocar algún acto más allá del incidente.

Algunos ejemplos deben ser imitados, como el constante apoyo y sin cesar a su equipo, aunque estuviese perdiendo por uno, dos o tres goles.

Los más de 35 mil espectadores, aunque sea por algunos minutos, dieron rienda suelta a la "ola mexicana", claro cuando Bolívar ya ganaba por 2-0, que fue el pasaje para la semifinal. Otros también saltaron y la fecha nocturna terminó con el ole...ole...ole..., a cada jugada en el que no intervenía un jugador de Arsenal.

El arquero de Arsenal, Oscar Limia se quedó un par de minutos en el campo de juego para conversar con el árbitro paraguayo, Carlos Torres. Al parecer Limia recibía aclaraciones sobre la interpretación de las reglas de juego.

Lo destacable aunque insuficiente, fue el gran movimiento policial que custodió a los hinchas de Arsenal. El trabajo fue impecable, incluso detuvieron a cuatro jovenzuelos que rebasaron la malla e intentaron festejar la victoria celeste.

A los 13 minutos del segundo tiempo, la hinchada de Arsenal comenzó a recoger la docena de banderas que extendieron en el sector de preferencia.

Roger Suárez pidió insistentemente su cambió en el segundo tiempo al técnico Vladimir Soria, quien realizó las variantes, pero sin considerar el pedido de Suárez. Se fueron al descanso Ronald Gutiérrez, Rubén Tufiño y Horacio Chiorazzo, pero no "sucha".

Rubén Tufiño y Marco Sandy, fueron dos de varios jugadores de la Academia que intercambiaron camisetas con sus pares del Arsenal, aunque en el segundo tiempo los de Bolívar recibieron una repartija de faltas con mala intención.

Los que no intercambiaron sus casacas, pues se las sacaron y fueron a regalárselas a sus hinchas, desde la camiseta, corto y otras prendas. Los del Arsenal se fueron casi sin nada a los vestuarios.

El técnico Jorge Burruchaga no se presentó en la conferencia de prensa después del cotejo, la excusa fue que se alistaron para retornar a la ciudad de Santa Cruz en un vuelo charter, recién hoy volverán a su anhelada Argentina.

Aunque existió el pedido de Bolívar para que el partido de anoche no fuera transmitido por cable para la sede de Gobierno, la cadena Fox Sport no pudo hacer nada ante este pedido. No hay mal que por bien no venga, el público boliviano se dio cuenta que las preguntas de los conductores y periodistas estuvieron dirigidas a cuestionar nuevamente la altitud.

Radio Excélsior, con Armando Barrero en el relato y Carlos Ferrero en el comentario, fue la única emisora que acompañó a Arsenal de Sarandí en su incursión en suelo boliviano. Los colegas terminaron con pocos ánimos al final del partido.

A los de Bolívar les "faltaron manos" para contar las entradas que se vendieron para los diferentes sectores. Cual cosecha todos los responsables del conteo, amontonaron los boletos e iniciaron el lento y cansino arqueo de la buena presencia de espectadores. entre broma y broma, algunos dijeron que este hecho se repetirá el domingo cuando Bolívar oficie de local ante The Strongest, en el ¡Gran Clásico Nacional!.

Una parte de los jugadores de la Academia intentarán reunirse hoy con el presidente del club, Mauro Cuéllar, con el objetivo de que se les cancele algunas deudas salariales, caso contrario no se presentarán en el clásico del domingo. Por la recaudación de anoche, el caso podría resolverse sin problemas.