CARGANDO...

Recordando a Don Mario (2012)
El tiempo no puede borrar el ejemplo que dejó Mercado

El tiempo no puede borrar el ejemplo que dejó Mercado

Todo un legado

16 agosto 1928 al 21 enero 1995

Don Mario Mercado Vaca Guzmán iba a cumplir este jueves 84 años, pero el destino cortó su vida hace 17 en un accidente aéreo. Sin embargo, su recuerdo y su imagen siguen vigentes.

Quienes lo conocieron dicen que era un hombre que no se guardaba nada, lo decía todo de frente y sin tapujos.

Bolivaristas y no bolivaristas lo recuerdan como un hombre decidido, jovial, caprichoso y visionario.

Dos dirigentes de su época -Fernando Dips Zoby (bolivarista) y Roberto Tórrez Ponce de León (stronguista)- rememoran algo del pasado del hombre que le puso el hombro al fútbol boliviano sin recibir nada a cambio.

En la etapa dirigencial, Mercado "fabricó" buenos y malos alumnos, describe Fernando Dips, uno de sus más estrechos colaboradores.

Cuenta que en las reuniones era "tranquilo y firme, lo que decía se cumplía, sino...se enojaba por uno o dos días, después nos llamaba para reprendernos y enseñarnos cómo teníamos que hacer".

Cuando ganaba el equipo "vibraba con todos; cuando perdía bajaba la cabeza mirando el suelo, iba y venía, en el camarín saludaba a los jugadores y se iba a su casa".

En el tema económico estaba ahí para arreglar de inmediato, aunque "no siempre ponía plata de su bolsillo, llamaba a los bolivaristas querendones y en cuestión de horas conseguía el dinero".

Con sinceridad, Dips dice que Javier Ortuño, Juan Chaín y otros, entre los que se incluye, "no poníamos un centavo, pero aparecíamos en la prensa gracias a su figura".

"Pero un día se puso fuerte y pidió plata, muchos se negaron, entre ellos yo -cuenta Fernando-. ‘Se acabó el circo, ahora es la responsabilidad, todos tienen que poner plata', nos sentenció. Todos se excusaron. Entonces nos pidió firmar una letra que era la garantía de que teníamos que trabajar, firmamos Chaín y yo, algunos se mariconearon y se escaparon, ahora esos son dirigentes del Bolívar".

En el aspecto humano "para mí era un tipazo, no se guardaba nada para enseñar a las nuevas generaciones, hubo buenos y malos alumnos. El club Bolívar ahora está en manos de los malos alumnos que hacen mala letra".

Del patrimonio del club, afirma que "él nunca hubiera hipotecado el club para satisfacer sus expectativas personales. Nunca jugó pensando en la proyección personal, sino de la institución. Quería mucho el Gran Centro".

Entre sus anécdotas está que "una vez, con terno, viajé de utilero a Uruguay, porque no apareció Oscar Montes".

La otra se dio cuando "un día nos llamó para reunirnos con Jorge Lonsdale, a quien yo había insultado días antes por los medios; fuimos junto a Lothar Kerscher, Lonsdale no quería que esté yo, al final nos hizo dar la mano a los tres".

Hoy Dips está retirado de la dirigencia, pero "estoy pronto a volver", anuncia.

"Era una lumbrera"

"Como dirigente deportivo ha sido una lumbrera, tenía una visión de futuro, era un hombre de la talla de don Rafael Mendoza en The Strongest" añora Roberto Tórrez.

Rememora que "ha marcado una época inolvidable en el fútbol boliviano".

No se olvida de mencionar sus dotes como persona. "Como servidor público desde la Alcaldía en La Paz, era igual", incluso los planes que diseñó en ese entonces lo implementa el actual Alcalde -Luis Revilla-, lógicamente con algunas modificaciones.

Aseveró que hay una diferencia enorme entre la vieja y actual dirigencia.

"El dirigente deportivo verdadero siente la camiseta desde la cuna; en cambio ahora aparecen directivos que no tienen esa mística, ese cariño, sino solamente para aparecer en la prensa y figurar".

Como anécdota relata que un día Mercado se enteró que un hombre de su confianza que trabajaba con él en la Alcaldía "era stronguista". Los "descubrió" cuando se construía el estadio de Tembladerani y realizó una inspección de obras junto al periodista Miguel Velarde.

"Velarde me preguntó si yo era un bolivarista, le dije que era stronguista, Mercado se sorprendió, pero seguimos adelante por una cuestión de confianza". Tórrez es ingeniero y era su jefe técnico en el municipio paceño.


Como Mario Mercado Vaca Guzmán no habrá otro dirigente en el fútbol boliviano, por más que lo intenten imitar. Su figura es y será irremplazable en el país".

Fernando Dips, socio de Bolívar


Así como Bolívar tenía a un Mario Mercado, The Strongest tenía a un Rafael Mendoza, ambos dieron mucho por sus clubes y por el fútbol boliviano sin pedir nada a cambio".

Roberto Tórrez, socio de The Strongest


El dato

Mario Mercado Vaca Guzmán nació un 16 de agosto de 1928 y falleció a los 67 años (21 de enero de 1995) en un trágico accidente aéreo, en la ciudad de Oruro, en su intento porque el fútbol nacional tenga el ansiado cambio que aún no había llegado al balompié boliviano.