CARGANDO...

Guillermo Monje, el hombre que llevó a Mario Mercado a Bolívar
“El día que invité a Mario para ser parte del directorio, iba vestido con una chamarra celeste y pantalón blanco”, recuerda. Los mejores equipos que vio como dirigente fueron los de 1953 y 1976.

Guillermo Monje, el hombre que llevó a Mario Mercado a Bolívar

Lunes 30, noviembre 2020

Pagina Siete

“El día que invité a Mario para ser parte del directorio, iba vestido con una chamarra celeste y pantalón blanco”, recuerda. Los mejores equipos que vio como dirigente fueron los de 1953 y 1976.

Marco Mejía / La Paz

Don Guillermo Monje es una institución en Bolívar. En la actualidad es el dirigente más antiguo que tiene la entidad académica, con 66 años de actividad. Su objetivo es ver al club de sus amores cumplir los 100 años.

En agosto de este año, el experimentado dirigente cumplió 87 años. En los últimos meses se recuperó de un problema de salud y no pierde para nada la lucidez al recordar varios pasajes de su época de dirigente y las múltiples vueltas olímpicas que dio con la Academia.

No puede quedar al margen un dato que pocos conocen y que el directivo se encargó siempre de destacar: “Yo lo traje a don Mario Mercado al club, fue el mejor refuerzo”.

Desde su domicilio en la zona Sur le planteamos la posibilidad de conversar y no tuvo ningún inconveniente en aceptar nuestro requerimiento con la gentileza que siempre le caracterizó.

“Cuando hay que hablar de Bolívar siempre hay tiempo”, menciona mientras sus familiares le ayudan a colocarse la camiseta de 1998, el año que fue presidente de la institución.

¿Qué siente ser en la actualidad el dirigente más antiguo de Bolívar?

Siento una inmensa alegría porque Dios me permite esta vivencia. Es un motivo de orgullo porque hemos dejado huella y el Club Bolívar es un gran baúl de hermosos recuerdos que he vivido con los amigos dirigentes de todos estos años, directores técnicos, jugadores y todo el personal que pasó por la institución. Siento que he dejado todo por el club, que mi aporte ha servido para que sea cada día más grande y más fuerte. Es una hermosa experiencia en mi vida y haber sido presidente del club Bolívar es el mayor sentimiento y orgullo que ostento en mi amplia carrera dirigencial.

¿ Cuándo y en qué circunstancias llegó a Bolívar?

Mi llegada al club se dio por la invitación de un gran amigo, el doctor Marcelo Calderón Saravia en 1954, como secretario de prensa. Su padre, el doctor Floduardo Calderón, era presidente del club. Llegué en 1954 y desde ese momento he sido dirigente hasta la jubilación institucional, ya que hoy formo parte del consejo de expresidentes.
Los dirigentes de Bolívar posan con sus trofeos.

Usted siempre nos comentó que llevó a Mario Mercado a Bolívar, ¿cómo fue?

Mario iba siempre al sector preferencia del antiguo estadio Hernando Siles. Era una persona muy inquieta y se veía en él un sentimiento muy grande hacia la institución. El día que le invité a ser parte del directorio, Mario iba vestido con una chamarra celeste y pantalón blanco. Estaba cumpliendo su sueño de niño, ya que su primer contacto con el club fue durante el banquete que su señor padre, Baylón Mercado, en ese entonces embajador de Bolivia en Perú, dio al equipo que había realizado una gira internacional por Colombia, Ecuador y Perú en forma invicta.

¿Cuál ha sido el mejor Bolívar que ha visto en competencia?

En 66 años es difícil identificar al mejor equipo, pero he visto muchos que han dejado historia. El de 1953 fue el primer campeón invicto del fútbol profesional y que su abanderado era Víctor Agustín Ugarte, pero también he visto equipos históricos como el de 1966/67 con el doctor Mario Rojas y el entrenador griego Dan Giorgiadis, el del 76/77 de Carlos Aragonés, Carlos Conrado Jiménez, Ricardo Troncone, Pablo Baldivieso y otros que también fueron campeones invictos. Luego los equipos de 1986-91, con jugadores de selecciones importantes como Javier Zeoli, Jorge Hirano o Carlos Ángel López.

Pero si le damos a elegir, ¿con qué equipo se queda?

Voy a quedarme con el de 1953 porque ahí jugaba el mejor jugador boliviano de todos los tiempos. He visto a muchos, desde el gran Mario Alborta hasta los actuales, pasando por Blacut, Rada, Romero, Etcheverry, Botero. De todos los jugadores bolivianos, el mejor de fue el mítico Maestro Víctor Agustín Ugarte. Junto con él jugaban otros muchachos muy buenos como Chingolo Orozco, Édgar Vargas, Montoya, y muchos otros que ya no los tengo en mi memoria pero merecen mi gran admiración y orgullo.

¿Institucionalmente, qué patrimonio tenía Bolívar en las pasadas décadas?

Hay una anécdota interesante. El directorio decidió fortalecer el patrimonio de la institución y debatió si compraba terrenos en El Alto o en Calacoto. Finalmente se decidió por El Alto. Luego, el Estado expropió los terrenos donde ahora funciona la Aduana. En 1997 se logró compensar esa expropiación con un cancha en la zona sur de El Alto, que hoy es legalmente propiedad del Bolívar. También la Acaldía expropió terrenos de Tembladerani, dejando sólo un espacio que hoy es el estadio y compensó con otros terrenos en la zona de Irpavi y Cotahuma. Irpavi se vendió para pagar deudas, pero los de Cotahuma son de propiedad del club. La sede de la calle Indaburo fue vendida para apoyar la refacción del Gran Centro de Obrajes, que fue un regalo que hizo en su momento Mario Mercado.
Gallo, Troncone y Aragonés junto a Monje (1977).

Hoy Bolívar sólo tiene la cancha de Tembladerani, ¿le apena esta situación?

Sí, me apena que nos hayamos descapitalizado y, sobre todo, que se haya perdido el Gran Centro. El estadio de Tembladerani fue iniciativa mía, ya que en 1972 pagué el cercado completo de los terrenos para evitar la invasión de los vecinos. Con Mario y los grandes dirigentes de ese momento dimos el paso para la construcción del estadio.

En realidad, la entidad tiene los terrenos en El Alto y Cotahuma y no sé cuál es la situación legal actual. Creo que los abogados de la institución deben informar a los socios sobre esos derechos propietarios y Marcelo Claure puede pensar en la construcción de canchas para entrenamiento de nuestros jóvenes paceños.

Un historiador encontró el dato que Bolívar fue fundado en 1925 y no en 1927 como se tenía. ¿Se confirma la versión que también usted manejaba?

Así es, el club Bolívar fue fundado en 1925 como homenaje al Centenario de la fundación de la República. 1927 fue una fecha que apareció en algunos libros de historia del fútbol porque es el año de su primera participación en los torneos de la AFLP. Es muy bueno confirmar el año, ya que más allá de la fecha, lo importante es el homenaje a nuestros héroes y al país.

Don Guillermo, ya viene el Centenario de Bolívar. ¿Cómo quisiera verlo en sus 100 años de vida?

Cien años es motivo de una gran fiesta institucional. El deseo mío es ver a mi querida institución mucho más fuerte en todos los ámbitos, institucional, deportivo, infraestructura y social. El gran sueño de todos es estar entre los más grandes de América y conseguir el título de la Copa Libertadores de América.

“El inolvidable gol que anotó el Maestro Ugarte”

En más de seis décadas de recuerdos, Monje destaca que “en los años 70, la pobreza de los clubes se cubría con aportes personales de los dirigentes y con iniciativas creativas, como ser jugar al cacho con la comunidad árabe. Era la última jugada, si se perdía todo, los dirigentes debíamos cubrir la partida y también ver cómo pagar la planilla. Fue ahí que Mario Mercado lanzó los dados y salió ‘la generala’, de un solo tiro. Con lo que se ganó se pudo pagar el sueldo a los jugadores. De esa forma cubríamos los gastos para nuestros jugadores”.

El mejor gol celeste que vio fue “el que metió Ugarte al elenco de Rotweiss Essen de Alemania. Una auténtica obra de arte que dejó pasmados a los alemanes, fue inolvidable”. Su amor por Bolívar le hizo donar “con la familia estimamos que los aportes al club llegan a unos 300 mil dólares, entre la construcción del muro perimetral del estadio, los pagos de planillas completas, financiar viajes al interior del país y aportes propios que no tienen detalle”.

Monje nunca olvidará la “Operación Retorno”, en 1965. Todos los bolivaristas nos unimos y se incorporaron nuevos dirigentes, como Chichi Siles y Alberto Alem. Desde ese momento, nos juramos ser el mejor club de Bolivia y lo hemos logrado. Gracias a Dios he tenido la suerte de vivir esa grandeza con el mejor equipo de Bolivia.

HOJA DE VIDA

Nombre Guillermo Monje Lairana.
Fecha de nacimiento La Paz, 20 de agosto de 1933.
Carrera Miembro del directorio de la Academia desde 1954. Fue presidente en 1998 y en la última etapa presidió el tribunal de honor de Bolívar.

“Las opiniones expresadas en esta noticia son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinin de bolivar.com.bo”

Bolivar
Bsqueda personalizada
PROXIMO PARTIDO
Club Bolívar VS
Local
Torneo Apertura 2020
Oriente Petrolero

 


 

PARTIDO ANTERIOR

Wilstermann 2 : 0
VS

Torneo Apertura 2020
Club Bolívar