CARGANDO...

Cumbia Castellón: “Estoy walijlla (bien) en Bolívar”
Humilde, carismático, le gusta la cumbia y cumplió su objetivo de vestir la celeste. El valluno quiere consagrarse en la Academia y llegar a la Selección.

Cumbia Castellón: “Estoy walijlla (bien) en Bolívar”

Lunes 12, agosto 2019

Pagina Siete

Humilde, carismático, le gusta la cumbia y cumplió su objetivo de vestir la celeste. El valluno quiere consagrarse en la Academia y llegar a la Selección.

Paola Calle / La Paz

Dios le cambió la vida. Marcó su camino “en un tiempo perfecto”, según Vladimir Castellón, el delantero que llegó a Bolívar este semestre. Sus goles y su festejo caracterizan al Cumbia cochabambino, quién en la Academia está walijlla (bien) y tiene como meta llegar a la Selección.

Se formó en los barrios de la Llajta. Jugaba fútbol con sus tíos. Castellón un querendón de Arbieto, localidad de su origen familiar, aprovecha cada entrenamiento y partido para demostrar que es el delantero que necesita la Academia.

El cochabambino cumple hoy 30 años. Pasó por Aurora, Blooming, Guabirá, Real Potosí, Xelajú MC, de Guatemala, Nacional Potosí y llegó a Bolívar para ponerle cumbia a sus goles.

¿Quién es Castellón?

Una persona humilde, con muchos sueños y objetivos por cumplir todavía, más allá de los que ya he cumplido, entregado a Dios, dedicado completamente, no sólo yo, sino mi familia entonces siempre con fe y manteniendo esperanzas de cumplir los sueños que tenemos.

¿Bajo qué principios se educó?

Gracias a Dios con unos principios muy buenos de parte de mi padre, Vidal Castellón y mi madre Victoria Colque. La educación de la casa fue fundamenta. Soy creyente de Dios no hace mucho tiempo, hace poco, cambió mi vida. La verdad que hasta exactamente 2013 no tenía una felicidad completa, más allá de que el futbolista siempre tiene comodidades, pero eso no es la felicidad, uno necesita disfrutar de su trabajo, honrar los escenarios, respetar a las autoridades, respetar a tus compañeros y creo que a veces el futbolista confunde esas cosas y se cree más que los demás y no transmite esa humildad y no transmite ese ejemplo a seguir a muchos chicos que por ahí te están viendo o quieren seguir a un futbolista. Dios me ha rescatado de ese lugar porque me sentía muy vacío, al conocer a Dios aprendí de otras cosas fundamentales de esforzarse, trabajar en busca de los sueños, hay un sueño para cumplirlo. Ese es el Vladimir Castellón hasta el momento.

¿Su familia vive en La Paz?

Mis papás son comerciantes, mi papá ha sido transportista muchos años entonces mi mamá tiene un trabajo de comerciante, llega unos días a La Paz luego se va a Cochabamba, ese ha sido su trabajo por muchos años, tengo mi esposa, Runia Rodríguez, mi hijo Mateo Vidal, que viven junto a mí. Van a todos los lugares a donde voy, por el momento nos está ayudando mi suegra con mi hijito que está en una etapa que se disfruta. Mi familia es Cochabamba, mi papá es de Arbieto.

¿Por qué decidió ser futbolista?

Jugaba en los barrios, no he podido tener escuela, me formé en los barrios, jugando con mis tíos, con mayores, eso me ha dado mayor fogueo para desenvolverme de la mejor forma, me comparaban con mi hermano, todos decían en mi barrio que mi hermano era mejor que yo, pero no tuvo la oportunidad, entonces ha sido el sueño de poder llegar a la Liga por medio de ver los partidos de hacer un gol y que todos festejen es algo lindo.

¿Cuál fue su primer equipo?

Mi primer equipo fue Aurora. Llegué por medio de un tío no hice mucha escuela en Aurora llegué como su primera A de asociación y al poco tiempo tuve la oportunidad de debutar.

¿Recuerda qué hizo con su primer sueldo?

Exactamente no recuerdo, pero los primeros sueldos que tenía siempre trataba de darles regalos a mis papás, creo que eso fue un principio que ellos me enseñaron, que con mi primer sueldo ya no viva de ellos, de devolver lo que ellos me han dado, les daba regalos, los sacaba a comer.

¿Hubiese elegido otra profesión?

La verdad que en colegio era regular, pero desde chico me gustaba el fútbol, en los lugares que he estado destaqué por el fútbol, en el colegio especialmente, mi sueño estaba claro era ser futbolista e iba a luchar hasta el final por conseguirlo.

¿Nacional marcó su carrera?

No, creo que a todos los lugares que he ido me ha ido bien, por ahí en Blooming no estuve mucho tiempo pero creo que me fue regular porque jugué todos los partidos, cuando fui a Guabirá, Real Potosí, en Guatemala me fue bien porque llegamos a la final este último es el reciente Nacional marqué varios goles puede ser importante es uno más de los importantes.

¿Cómo llegó a Bolívar?

Tenía el sueño de venir a Bolívar en algún momento pero mientras pasaban los años se acortaban las chances, entonces por el rendimiento que tuve en Nacional y por medio de un representante surgió la posibilidad de Bolívar, no lo descarté pero tampoco me cargué en la cabeza de que tengo que ir. Siempre gracias a Dios mantuve la tranquilidad, seguía esforzándome y donde voy me esfuerzo para el próximo campeonato, no me esfuerzo simplemente para el domingo o para el mes que viene, siento que la preparación es fundamental porque siempre alguien te está viendo, creo que eso fue clave en Nacional. Me preparé para ir a la Copa América a la Selección, no se dio pero creo que Dios me preparó esto en Bolívar porque hubo interés del cuerpo técnico y de la dirigencia.

¿Bolívar fue su objetivo?

Sí, era un objetivo a cumplir más allá de que tuve la posibilidad de venir a Bolívar en 2012, era muy joven, no con muchas cosas claras, sólo con la ilusión de no salir de Aurora que era erróneo. Pero el tiempo de Dios fue perfecto, hoy estoy con mucha experiencia, muy tranquilo disfrutando el lugar y gracias a Dios se pudo dar un paso más.

Se lo ve feliz ¿qué quiere conseguir con Bolívar?

Lo que un jugador sueña cuando llega a un club, por ahí no es en todos los clubes porque no todos los clubes pelean el campeonato, no todos los clubes tienen la ilusión de salir campeón por ahí es de mantener el equipo estar de media tabla para arriba, pero en este caso Bolívar es un equipo que siempre pelea el campeonato, pelea de igual a igual el objetivo y el sueño es consagrarme campeón, ser parte importante del equipo y lo demás de torneos internacionales puede ser añadido a los objetivos futuros.

¿Trajo cumbia a la Academia?

(Sonríe) Sí, bueno es mi forma de festejar, creo que a mucha gente le gusta también, por ahí fuera de lo común la forma de festejar la verdad que me da mucha alegría cuando al día siguiente los compañeros me molestan por el festejo o me remedan, pero disfruto mucho.

¿Qué cumbia le dedicaría al club?

(Pensativo) No, la verdad no tengo grabadas las cumbias, escucho cumbia argentina, cumbia uruguaya, me gustan todos los ritmos pero no especialmente una música. (Sonríe) ¿Una futbolera? Uy, puede ser esa de la cumbia de los trapos, que se escucha en el ambiente del fútbol más que todo por el ritmo.

¿Cómo definió su festejo?

(Sonríe) Bueno cuando veía los partidos por la tele o iba al estadio, veía los festejos cuando hacían el gol, y dije voy a tener mi propio festejo, siempre he sido de las personas que trata de no copiar, hacer algo distinto fuera de lo común, entonces surgió eso y cuando se acercaba eso de ser profesional dije ‘mi primer gol, cuando lo marque lo voy a festejar bailando’ porque me gustaba la cumbia y ya me había puesto en la cabeza poder bailar, un baile que había inventado entonces todo se fue juntando para ese momento.

¿Recuerda a quién le hizo el primer gol?

Sí, lo hice a Blooming en Cochabamba, en 2008.

¿Qué sabe de los cochabambinos que vistieron la camiseta celeste?

El que más recuerdo es a Julio César Baldivieso, un gran jugador, una buena persona, en especial conmigo, es una persona a la cual admiro por todo lo que ha logrado, pero más que todo por el trato que me ha dado, y saber que él ha sido importante en Bolívar y saber que ha sido uno de los ídolos acá en Bolívar, es del que más he estado al tanto.

¿Habla quechua?

Sí, hablo poco, pero más lo entiendo (sonríe) así que siempre estoy donde la gente habla quechua. En los bancos no les pueden ayudar he tratado de dar una ayuda por la familia. Donde estoy hablan mucho el quechua, su conversación es el quechua, me da curiosidad de aprender algo.

¿Se animaría a decir algo?

Me agarra de improviso (sonríe). Cuando algún amigo me dice ‘¿imainalla kasanki Bolívar? (¿cómo estás en Bolívar?)’ yo le digo walijlla (bien), así en forma de broma, pero más entiendo que hablo.

En La Paz se habla aymara, ¿le gustaría aprender?

Sí, sí, me gustaría aprender, es más mi mamá trabaja acá en La Paz y sabe aymara algunas cosas y le pregunto cuando la escucho hablar ¿qué le dijiste? Entonces me explica, siempre esa es la parte de la humildad de algo aprender siempre. No se puede decir que se sabe todo, sería una equivocación. Donde voy trato de compartir lo que aprendo de Dios y un día me gustaría compartir en quechua también.

¿Será Bolívar el trampolín para que llegue a la Selección?

Sí, creo que es importante el club, pero más importante es el trabajo que yo pueda hacer eso lo tengo claro, donde he ido siempre he luchado por la posibilidad de estar en la Selección, en Nacional se me ha dado la oportunidad de ir a la Selección de jugar una eliminatoria, una copa América y con el equipo que tiene Bolívar se acerca las posibilidades, pero nada es posible sin tener una buena preparación, sin esfuerzo sin preparación y principalmente si es el propósito de Dios llegar a la Selección.

¿Cómo ve el fútbol boliviano?

Creo que el fútbol boliviano está un poco retrasado, no está avanzando mucho año tras año. No sólo por las canchas que tenemos o los clubes que no tienen la sede propia, sino también por la forma de actuar de algunas personas, necesitamos más solidaridad necesitamos más apoyo ir todos para adelante no que uno quiera ser el mejor sino cada uno trata de hacer lo mejor para los clubes que cuando uno pueda sembrar trabajo creo que la cosecha es grande.

¿Qué consejo le daría a los jóvenes?

Principalmente que luchen por sus sueños, hay un sueño en cada persona y necesitamos alguien que lo cumpla, nadie lo va cumplir por uno. Deben ser lo más profesionales que se pueda. El futbolista boliviano no es muy profesional, eso lo he vivido. Sin Dios, uno tiene una vida desordenada, no toma buenas decisiones. Como te dije, trata de creerse más que los demás. Uno tiene que tratar de dar ejemplo para que los chicos puedan seguirte y tener un futuro mejor.

“La Biblia ha sido importante para mi persona”

Un DT que quiere que lo dirija: Puede ser Roberto Mosquera por lo que logró, creo que tiene cosechas importantes. No es porque sea mi técnico, pero desde Sport Boys había visto a César Vigevani, tenía curiosidad de que trabajáramos juntos.

¿Cantar o sólo bailar?: (sonríe) No soy bueno, pero me gusta ver los concursos que mis compañeros canten, (sonríe) y sí, bailar.

¿Leer?: Me gusta mucho y más cosas que tengan que ver con Dios, sobre todo recomiendo la Biblia, la Biblia ha sido importante para mí.

¿Fútbol europeo o sudamericano?: De todo, me gusta el fútbol argentino, español, ahora el italiano lo veo por Cristiano Ronaldo.

¿Jugador que admire?: Cristiano Ronaldo por su preparación, por ser constante a donde va, no simplemente por los goles, tiene esa fe de donde va ser importante.

¿De qué equipo es hincha?: Por mucho tiempo he sido de Aurora, me gusta ese club, pero como un grande de Bolivia Bolívar me gusta mucho por la celeste y porque es el referente de nuestro país.

HOJA DE VIDA

Nombre Vladimir Castellón Colque
Fecha de nacimiento el 12 de agosto de 1989, en Cochabamba
Trayectoria El único título que tiene en su carrera es el que consiguió en 2008 en filas de Aurora, cuando su técnico era Julio César Baldivieso.

“Las opiniones expresadas en esta noticia son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de bolivar.com.bo”

Bolivar
Búsqueda personalizada
PROXIMO PARTIDO
Club Bolívar VS
Local
Torneo Clausura 2019
San Jose

 


 

PARTIDO ANTERIOR

Guabira 0 : 5
VS

Torneo Apertura 2019
Club Bolívar